Humedad en casa: peligros para la salud y cómo prevenirla

La humedad en nuestro hogar se manifiesta mediante sensaciones muy desagradables. Estas van desde alteración de la temperatura ambiente, pasando por malos olores y, las peores, daño a nuestra salud y/o bienes materiales. Así que, si la tienes en tu hogar, te aconsejamos que la elimines o controles de inmediato. 

Por otra parte, te parecerá increíble saber que no eres el único que puede estar lidiando justo ahora con este inconveniente. Pues, las investigaciones al respecto sugieren que en su mayoría los propietarios de hogares deben bregar al menos una vez al año con este perjudicial problema. 

Humedad en casa

La humedad suele deberse, en su mayoría, y cuando es muy fuerte, a problemas estructurales de nuestra vivienda. Sin embargo tienes que saber que la producimos o causamos incluso cuando realizamos actividades tan comunes como cocinar, bañarnos, dormir y hasta respirar. 

Por suerte, existen algunas medidas que son muy simples de seguir que sirven para prevenir, o al menos disminuir, la humedad en nuestro hogar. 

Principales causas de la humedad en casa

Si bien, son varias las causas de humedad en el hogar, aquí te dejamos las más comunes. 

Condensación

Esta es una de las principales causas de la humedad en casa. Sin embargo, se puede evitar de manera significativa si te esfuerza por mantener tu casa ventilada. 

Problemas con las tuberías

Un pequeño goteo de agua puede convertirse en un gran problema. Por esta razón, debes comprobar, antes de adquirir una casa, que su fontanería sea hermética. De esta forma, evitarás comprar un gran inconveniente junto con la casa. 

Canales de agua con fugas

Esta es otra manera muy común de que se acumule agua en un mismo sitio conduciendo a altas dosis de humedad. En estos casos no queda de otra que reemplazar las canales de agua, asegurándote así que cumplan con su trabajo al 100%.

Ventanas y puertas defectuosas

Algunas veces la humedad en tu hogar puede provenir de ventanas y puertas averiadas que permiten que el agua ingrese a tu casa. Ello aumenta la severidad del problema. 

La humedad y sus repercusiones en la salud

Cuando observes la cantidad de afectaciones que produce la humedad en nuestra salud, comprobarás que no se trata de un problema menor. En efecto, un alto nivel de humedad en casa conducen principalmente a dificultades de tipo respiratorio. Implica igualmente alergias y favorece la aparición del asma, dolores reumáticos e incluso enfermedades pulmonares.

Otro tipo de afectaciones que produce la humedad, y los ácaros en el aire, son sensaciones constantes de escalofríos. Así como fatiga,  sinusitis, dolores de cabeza y pies entumecidos por el frío. Incluso malos olores, producto del moho que produce dicha humedad.

Este mismo moho, que como sabemos es un organismo microscópico, cuyas esporas se expanden en el aire, son las causantes principales del asma. Igualmente nuestros músculos, articulaciones y huesos se ven afectados, debido al frío que produce la humedad. Ello nos conduce a sufrir enfermedades de tipo reumáticas, las cuales aparte de incómodas, son muy dolorosas.

Como puedes ver son bastantes y graves las afectaciones que produce en nuestra salud la humedad. Por lo tanto, desde ya, debemos tomar una serie de medidas que nos conduzcan, si no a desaparecerla, por lo menos a controlarla a niveles óptimos. 

Medidas contra la humedad

Definitivamente una de las mejores y más eficaces herramientas para prevenir y combatir la humedad es el deshumidificador. Efectivamente, este aparato permitirá condensar y regular el vapor de agua contenido en el aire. Como se sabe, este último (el vapor de agua) es el causante de la alta humedad. El deshumidificador optimizará la sensación térmica de tu hogar, llevándolo a niveles adecuados.

 Sin embargo, para un combate mucho más eficaz, acompáñalo con estas otras medidas:  

  • Abre con regularidad las ventanas y enciende los extractores después de bañarte y cocinar.
  • Constata que todas las llaves de los grifos y duchas de la casa cierren en su totalidad.
  • Reemplaza las canales de agua que tengan fugas y asegúrate que cumplan con su trabajo al 100%, para que no salpiquen paredes y ventanas de tu casa sino que conduzcan el agua bien lejos de tu hogar.
  • Cambia puertas o ventanas que estén averiadas por unas nuevas.

Si sigues todas estas medidas, estamos seguros que mejorarás, de forma notable, el ambiente de tu casa y combatirás la terrible humedad que produce perniciosos efectos tanto en nuestra salud como en nuestros bienes.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)